sábado, 23 de julio de 2016

Aniversario

Con la carne hecha carne
y la noche al ras de las rodillas, 
con las perlas de los recuerdos
y el soberano antojo de la luna en los árboles
reclamo un nuevo año para mi vida ida. 
Un año. 
Que los peces naveguen por mis ojos en pos de mis mejillas, 
que mi piel sea voz de mi espejo
y me olvide de todas las heridas que me hice
y vea el mar como un agua que me crezca salada y de repente
y peine mis cabellos con mis dedos
y  salga entre breteles y presillas
a desnudar de encajes mis delicadas manos,
 A ver esos puntos de luz que llevo entre los ojos.
Un año
en que me sepa mía
y  aleje torbellinos de palabras idiotas, de imbéciles historias que no terminan nunca
(No hay un buen relato si el final no apabulla).
Un año
donde se curen el tiempo, los pliegues, las hendijas
y que se venga todo abajo,
se estrelle contra el suelo para siempre. 
Yo, con mis trozos, ya sé cómo nacer en otra lengua
y  nombrarme de nuevo renacida
en la pila bautismal de mis rezos. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...